miércoles, 24 de enero de 2024

Ángela, hoy es mi cumpleaños: 24 de enero

Tal día como hoy, un 24 de enero, nací en Villabrázaro (Zamora), España. Es momento de recordar esta señalada fecha y el fuerte vínculo que me une a esta pequeña localidad.

Por lo que me ha contado mi madre, sé que el parto fue en casa, asistida sólo por la comadrona, la abuela de Sofía Ferrero (no venía el médico). Eran esos fríos inviernos de hace bastantes años, cuando Castilla era la Vieja Castilla, cuando el viento, las heladas, cencelladas y niebla cubrían el pueblo. Afortunadamente todo salió bien y mi madre se fue recuperando poco a poco.

Fui la primera hija de Faustino y Ángela, y vivíamos en una casa de mis abuelos paternos, posteriormente habitó mi tía María Geras, en la Travesía de las Bodegas Nº 5.

En aquella época, era costumbre que la madre estuviera sin salir de casa un mes. Después había que cumplir con la tradición: ir a la Iglesia a llevar una cesta con ofrendas.

Nací rubia, aunque después me volví morena-castaña, como me habéis conocido.

Cuando Manín pasaba por la calle mientras estaba sentada en mi puerta de chiquitina, me decía: "¡Rubia!", y yo le contestaba con lengua de trapo: "¡Y tú meneno!" (y tú moreno). Según me han contado, era una niña muy espabilada.

Hasta que me tuve que ir a Madrid a los 10 años, me pasaba el día en el colegio, jugando y entrando y saliendo de casas de familiares y amig@s. Recuerdo mucho ir donde mis abuelos, donde mis padrinos (Caela), mis tías Estefanía, Araceli, de Fabriciano, etc. Eran otros tiempos, en que las puertas estaban abiertas para los niños y niñas, donde siempre te recibían bien y te daban uvas, frutos secos y merienda.

Después, a los dos años y medio, nació mi hermano Tomás y la felicidad de mis padres fue completa, y también la mía, que tenía de quien ocuparme y con quien jugar. Lo más triste, fue quedarme huérfana de padre a los 5 años, pero al ser tan pequeña, apenas guardo recuerdos. En general, viví una infancia humilde, pero feliz.

Hoy en día las cosas son muy diferentes. Celebro mi cumpleaños en Madrid, rodeada de mi marido, mis hijos, mis nietos y demás familia, y todo es fenomenal, me hacen regalos y me siento muy querida, pero nunca olvido mis orígenes, y aquellos tiempos en que correteaba por las calles de Villabrázaro.

Seguiré volviendo al pueblo siempre que pueda, pues es un referente en mi vida, y teniendo allí mi casa y la de mi madre, un motivo para regresar muchas veces. Disfruto de cada viaje, y siempre encuentro motivos para sacar fotos por donde paso, que después comparto con mucho gusto en la Página de Facebook y en X (twitter) de Villabrázaro Vivo!.

¡Nunca me cansaré de visitar Villabrázaro, mi tierra, la tierra de mis antepasados, muy orgullosa de ser zamorana y contenta de seguir cumpliendo años! 


La foto más antigua que tengo, con 5 años, en un estudio de Benavente. Mi hija me dice que salgo muy guapa y que tengo coloretes de Heidi

Angela a los 5 años

domingo, 19 de junio de 2022

Vuelve a funcionar el correo electrónico

¡Ya funciona el correo electrónico de "Villabrázaro Vivo"!. 😊


Durante más de 2 años ha estado estropeado por unos temas técnicos inesperados, pero ahora ya podéis escribirnos y contarnos todo lo que os apetezca. Se responderá a todo el mundo en la siguiente dirección:

villabrazaro@villabrazaro.com


 

Animales, fauna de Villabrázaro

Todos estos animales que aparecen en el video, se han podido ver en Villabrázaro o sus alrededores en diferentes épocas del año

Castillo de Zamora

Calle Alcañices, 1
Zamora (España)

El castillo de Zamora está situado sobre una elevación natural del terrero, siempre ha sido una fortaleza y nunca fue transformado en un castillo palaciego. Existen dos versiones sobre quien mando construir el castillo una según las crónicas por Alfonso II de Asturias, aunque es más segura su atribución al primer monarca castellano Fernando I de León. Por tanto, el edificio dataría de mediados del siglo XI. De esta época quedan muy pocos restos.

El castillo tiene una planta con forma de rombo en la que destacan tres torres, dos de ellas pentagonales y una tercera heptagonal.  Está compuesto por una serie de estructuras concéntricas: foso, contrafoso, liza, estancias y patio interior. El espesor de los muros alcanza una media de dos metros y se refuerza con un profundo foso que rodea el conjunto. Se trata de una de las obras más importantes dentro del recinto amurallado de la propia ciudad. Para acceder a él hay un puente que originalmente era levadizo y que va a dar a una puerta con un arco apuntado.

Bajo el reinado de Felipe V se le hicieron reformas destinadas a adaptarlo a las nuevas técnicas de guerra, como la potente artillería. Tras la pérdida de su razón de ser a partir del siglo XIX, es reutilizado para diversos usos,  como la función de cárcel y de diversas escuelas de todo tipo.

Durante el año 2009 se realizan trabajos de recuperación y consolidación de las estructuras defensivas y el edificio. Las últimas excavaciones realizadas en la remodelación desvelan restos arqueológicos de la Edad de Bronce.
Es Bien de Interés Cultural desde el año 1931 con la máxima protección dentro del Patrimonio Histórico Español.
Castillo

Carreteras

© Ángela & Mª Eugenia

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...