sábado, 26 de noviembre de 2011

Horno de pan

No sólo de pan vive el hombre, ¿o sí? Desde luego, es un alimento imprescindible en nuestras comidas de dieta mediterránea.
Antiguamente, no existían tantas panaderías en los pueblos, de manera que cada familia fabricaba su propio pan. En la mayoría de las casas existía un horno, generalmente hecho por el cabeza de familia. Mi abuelo León construyó el suyo en 1920, a base de adobes y mucha maña.

Aproximadamente cada quince días, se amasaba. Para ello, se necesitaba harina, agua y sal, y el hurmiento (levadura), que se guardaba de una vez para otra o se pedía a un vecino. En realidad era una porción de los componentes anteriormente mencionados. Esta mezcla se realizaba en la masera, un arca donde se amasaba y se dejaba reposar la masa tapada unas horas.

Una vez que había reposado, se daba forma a las hogazas y se "arrojaba el horno", proceso consistente en encender, meter la leña de monte bajo, sobre todo mañizos (vides), hasta que se consumía para después arrastrar a un lado los rescoldos y cenizas. Posteriormente se metían los panes con las paletas.

Pasado el tiempo de cocción se sacaban, y se almacenaban hasta su total consumo. Si alguna vez la gente se quedaba sin pan antes de volver a amasar, pedía una hogaza prestada al vecino, y después se la devolvía de su hornada.

Además del pan, a mí me gustaban mucho las tortas que hacía mi abuela. Las de chorizo, eran dos capas finas de masa entre las que iba el embutido, una idea parecida al hornazo. Las de azúcar, simplemente una capa con azúcar por encima.

Me gustaría que la gente que aún conserve hornos en casa, me envíe fotos y cuente detalles que a mí se me  hayan pasado por alto.

Horno que fabricó mi abuelo en 1920. Actualmente se ve en un estado algo lamentable porque esta cocina de horno lleva más de cincuenta años abandonada. Se puede observar la entrada, el chimeneo por el que ascendía el humo y a un lado las paletas

Bóveda exterior del horno y el inicio del chimeneo, lucido por dentro y por fuera con pasta de barro y paja

Entrada del horno. A la izquierda, la cadena con la que se sujetaba la puerta metálica que lo cerraba

Masera que se conserva actualmente en casa de mi madre, donde se amasaba el pan

Paletas para meter y sacar el pan

Masa, que bien pudiera ser para moldear una hogaza o para guardar como hurmiento

Hurmiento en el cuenco, donde se guarda para la próxima vez que se amase

Hogazas preparadas para introducir en el horno

Pan recién salido del horno

Hermosa hogaza que está diciendo "cómeme"

10 comentarios:

  1. Hola Angelita:
    Espero tus comentarios y siempre me sorprendes, pues pienso que se van agotando los recursos de las cosas de nuestra tierra y ¡zas!. nos lanzas otro a cual mejor.
    Lo encuentro muy interesante y pedagógico. Ahora ya se hacer el pán, y con los medios modernos mucho más facil.
    Pienso cuanto trabajaron nuestros padres para poder darnos el pán de cada día.
    Bueno espero con ansia el próximo artículo a ver con que nos sorprendes.
    Recibe un cordial saludo.
    Enrique Mayo.

    ResponderEliminar
  2. Veo que era un gran trabajo, el día que tocara hacer el pan tenías que estar pendiente de sacar las brasas a tiempo para que el horno estuviera a la temperatura adecuada y la masa cociera bien, además de los pasos previos de amasar y dejar reposar.

    Me resulta un misterio cómo alguien sin conocimientos de albañilería, podía hacer con adobes cuadrados la forma redonda del horno :-)

    ResponderEliminar
  3. E. Mayo, me hace mucha ilusion que seas un seguidor tan fiel, y me haces sonreir cuando me dices que te sorprendo con un tema nuevo. Espero que se me sigan ocurriendo ideas, o si no ya te preguntaré a ti que seguro me puedes ayudar.

    Cuando yo estaba con mi abuela siembre la veía amasar, y si que tenía su trabajo todo el proceso.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. MEugenia...
    Los adobes para horno se hacían ya con la forma "curva". Precisamente este pasado verano se han hecho adobes para construir un horno el próximo "agosto cultural" en Villaquejida y ya tienen su forma. Las "adoberas" son "especiales" para este tipo de adobes.
    Nunca te acostarás... ;)

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias por la aclaración, Nosfer, ya me parecía que tenía que haber algún truco :-)
    De todas formas, creo que aún con adobes curvos, a mí me quedaría una chapuza :-/
    No paran en Villaquejida, ¡cuánta actividad!

    ResponderEliminar
  6. Hola,

    Muchas gracias por hablar de los hornos, a mi me fascinan. Bueno, en realidad, toda la arquitectura popular. Pongo un link de una empresa "Adobera del norte" que se dedica a hacer adobes, bloque de tierra cruda y tiene un manual para hacer tu propio horno.:

    http://www.adoberadelnorte.com/images/Instrucciones.pdf

    ResponderEliminar
  7. Un magnífico tema. A mi me fascinan! Os pego un link.: http://www.adoberadelnorte.com/images/Instrucciones.pdf de una empresa de Palencia "Adobera del norte2 que hace adobes, bloques de tierra cruda y vende kit para montar tu propio horno de barro. En el link explica el procedimiento. Un abrazo fuerte a todos y todas, Cristina Mateos.

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias Cristina por el enlace, lo he leido y me ha parecido muy interesante, ya podemos ponernos manos a la obra :-)

    ResponderEliminar
  9. Una entrada muy interesante Angela,ya llevo un año haciendo pan (pero en horno eléctrico) y me encantaría tener un día la ocasión de hacerlo en uno de estos hornos antiguos, que sin duda el pan quedaba mejor,y hacer masa de pan es realmente fascinante, parece sencillo porque se utiliza elementos muy básicos pero para conseguir la humedad, textura y aromas se necesita haber hecho mucho pan. Me ha gustado mucho esta entrada.
    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lola por pasarte por aquí. Cuando era pequeña estaba con mi abuela viendo todo el proceso de amasar y cocer el pan en el horno, aún tengo metido en mi nariz ese olor que desprendía y que inundaba toda la casa, no lo he vuelto a oler. Hace bastantes años que nadie hace el pan en casa.

      Besos

      Eliminar

Gracias por participar en Villabrázaro Vivo

© Ángela

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...