viernes, 1 de febrero de 2008

Río zona de baño

A pesar de la evolución y el progreso que se ha conseguido en España en los últimos años, hemos retrocedido en algunos aspectos, como el que nos ocupa, pues en la actualidad no existe una zona del río Órbigo habilitada y bien acondicionada para el baño en el término de Villabrázaro.

Podemos hacer memoria, y recordar como en otros tiempos, no sólo había una parte del río donde la gente se podía bañar, sino incluso varias. Allí se daban cita tanto las familias veraneantes, como las que vivían en el pueblo, llevando merienda para pasar la tarde de una forma agradable. Esto propiciaba que tanto niños como adultos se relacionaran de una forma sana y se estrecharan lazos de amistad.

Mencionar como ejemplo, el tramo conocido como "Donde cortó el río", al lado de "los gaviones", enfrente de "el charco hondo", muy frecuentado en toda la década de los 70; "El Soto"; "Paso de las vacas", de donde sacaron las piedras de la autovía y que en la actualidad es un inmenso lago inhóspito y peligroso por su profundidad y desnivel; "Playa de Vecilla", en la orilla de Villabrázaro, muy popular en los años 90, "La Presa", "La Veguita", al final, por donde hoy en día pasa el puente de la autovía a las Rías Bajas.

"Donde cortó el río", cerca de los Gaviones y enfrente del Charco Hondo. 1972

Paso de las Vacas. 1982

Paso de las Vacas. 1988

Playa de Vecilla. 1992

Incluso me viene a la mente el intento de construcción hace como unos quince años, de una piscina, al finalizar el puente de la Lina, entre el camino del Medio del Pico y el camino del Plantío, proyecto inacabado, del que se puede ver levantado un pequeño muro de medio metro de altura, y unos métros más allá, la piscina.

Piscina inacabada

Es una lástima que a día de hoy la gente se tenga que desplazar a lugares como Mózar, Burganes, Alija, Benavente (piscina), cuando por la posición privilegiada del pueblo, podríamos disfrutar del baño sin necesidad siquiera de coger el coche. Seguramente que los municipios cercanos, como San Román, Paladinos, La Torre, Pobladura y muchos otros, estarían encantados de contar con la proximidad que nosotros tenemos.

Comprendo que la construcción de una piscina en un término tan pequeño, no sea rentable, ni siquiera consiguiendo que acudieran bañistas de otros pueblos, pues tenemos el caso de Pobladura, que aún siendo más grande que Villabrázaro, su piscina ha dejado de funcionar.

Habrá personas que piensen en La Presa. Aunque es un lugar tradicional de reunión de jóvenes y de realización de meriendas, considero que no está suficientemente acondicionada para el baño, pues para los niños es bastante peligroso, y el planteamiento de la idea que aquí desarrollo, es que sea un espacio para todos los públicos, pues existen muchas familias con hijos que querrían disfrutar en una "playita" medianamente cuidada y tranquila.

La Presa. 2006

Este verano, estando en Vecilla, en su orilla, pudimos comprobar como vino una máquina y rápidamente limpió de maleza todo el tramo de entrada a la zona de baño. También dispone de unos bancos de madera muy acogedores para los visitantes. Pretender que se ponga césped y un puesto de helados como en Mózar, es demasiado "ambicioso", pero creo que plantearse algo más modesto estilo Vecilla o el merendero de Manganeses, es factible, y resultaría un atractivo añadido para el pueblo.

4 comentarios:

  1. Cierto Ángela: En aquéllos tiempos ir al río era lo normal todos los días, cuando ibas al pueblo en el verano. Recuerdo que yo solía ir al Soto. Allí nadábamos, merendábamos, jugábamos... En definitva pásabamos unas tardes agradables y sanas, bajo aquellos enormes chopos. El río bajaba muy caudaloso y había algunos sitios donde cubria poco y había mucha corriente. Un amigo mio hacia largos a favor de corriente y contra corriente lo que tenía su mérito...
    Además el río era un punto de encuentro o de visita obligada. Si venían amigos o familiares, que no conocían el pueblo, aún lo hacemos hoy, les llevábamos al río, al plantio, a la presa, al puente colgante... Lugares emblemáticos y bonitos que invitan siempre, casi en todo tiempo, a dar un relajante paseo por la naturaleza.
    Bonito blog y la foto en blanco y negro de las niñas en la escuela es genial.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. El Soto era un lugar precioso, mis hijos me han dicho que solían ir allá por 1984 :) Todavía seguimos intentando hacer largos contra corriente, como tu amigo, pero me parece que nos quedamos en pocas brazadas, sobre todo cuando viene crecido.

    No había caído en lo de familiares y amigos, pero es verdad, el río es el lugar a enseñar con orgullo cuando viene algún forastero :-)

    Gracias por tus palabras, corsino, me alegro que te guste el blog y las fotos de las niñas, espero seguir leyéndote por aquí.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Angela, curioso auí delande del canal de Beagle, leo tu artículo periodistico del rio hemocionado y el pensamiento se me va a miles de kms. cuando yo me iva a arugar de tanto bañarme ue decía mi padre o cuando con mis hijos y mis sobrinos haciamos presas con cantos para atravesar el rio. y ue pena ... nunca lo logramos. o cuando mis sobrinos aprendieron a nadar en la presa, despues de vecer el miedo...Los ue vivian alli y los veniamos de afuera conviviamos no solo en la iglesia en el bar y en las bodegas. Lo mejor era el ritual del rio.
    Pero todo se puede solucionar y seguro con con un mínimo de imaginación y decisión se puede hacer a minimo costo.
    Siempre he opinado que el rio es más variado q la playa y muchísimo más que la piscina tal vez más adecuada para lucir madelitos quien pueda y desee, pero mucho menos natural o con naturaleza. Seguí Angela que vos lo haceis bien.

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Villabrázaro Vivo

© Ángela

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...